Consejos > Y antes de cerrar el precio ...


Compruebe que el precio que le piden por la vivienda es de "mercado".

Si ha visitado varias viviendas antes de decidirse, ya dispondrá de esta información y si no lo ha hecho, hágalo.

Tenga en cuenta que el precio de venta inicial suele ser superior entre un 5% y un 10% al que finalmente se realiza la compraventa. Dicho precio estará condicionado, entre tras cosas, por la antigüedad de la vivienda, su estado de conservación y las posibles cargas o deudas pendientes.

Con estos elementos, tanto comprador como vendedor estarán en condiciones de negociar el precio. Siempre es útil solicitar a una sociedad de tasación la valoración de la vivienda.

Si va a financiar su compra mediante un préstamo hipotecario, la tasación deberá realizarse para esta finalidad concreta. Resulta útil conocer las sociedades de tasación que tiene homologadas la entidad financiera donde va a solicitar el préstamo hipotecario, para evitar posibles duplicidades en este gasto.

Además del precio de la vivienda, debe contar con los gastos de la compraventa y del préstamo hipotecario si procede, que serían, siempre que no fuera una vivienda de protección oficial, del orden del 10% del precio de la vivienda.

Recuerde: Haga su propio estudio de mercado preguntando precios y pida que le tasen la vivienda. No olvide incluir en el precio final los gastos de la compraventa.