Consejos > Se suelen anticipar cantidades ...


Una vez acordado el precio de la vivienda, se suelen entregar cantidades a cuenta para afianzar el compromiso en tanto se resuelven los términos pendientes para la celebración final del contrato de compraventa (ej.: verificaciones pendientes, solicitud del préstamo hipotecario para la adquisición, etc).

La fórmula y cuantía a elegir depende del grado de compromiso que quieran alcanzar las partes. De menor a mayor grado, las fórmulas serían la señal y la opción.

En el caso de la entrega de una cantidad en concepto de señal o arras, el comprador puede perder el importe entregado si decide finalmente no comprar la vivienda, o percibirlo duplicado en el caso de que quien decida no consumar la compraventa sea el vendedor. Cuanto mayor sea la cuantía, mayor será el compromiso entre las partes.

Otra formula es la opción. En este caso, el vendedor confiere una opción de compra por un precio determinado al comprador. Llegado el vencimiento de la opción, si el comprador decide ejercerla el vendedor tiene la obligación de materializar la compraventa.

Obviamente el mayor grado de compromiso se alcanza formalizando directamente el contrato de compraventa, en el que la cantidad entregada inicialmente es parte del pago total pactado.

Como ejemplo, un vendedor aceptaría una señal por una cuantía pequeña, concedería una opción siempre que el importe no fuese inferior al 10/20% del precio acordado y firmaría un contrato de compraventa cuando la entrega inicial fuese superior a un 20/30% de dicho precio.

Recuerde: La fórmula a elegir para instrumentar las cantidades a cuenta depende del grado de compromiso que se quiera asumir: desde la señal hasta el pago como parte del precio en el contrato de compraventa. No olvide pedir al vendedor justificantes de las cantidades entregadas.